Navidad, Navidad... dulce Navidad...

Hace un año, el día de Navidad nos dejó esta estampa. Un año después, nos hemos vuelto a reunir toda la familia en casa.

Como marca la tradición en Catalunya, llevamos semanas dando de comer a los Tió para que el día de Navidad cague regalos. Llegados al día en cuestión, todo han sido nervios. Caldo con “galets” para 22 y de segundo redondo de ternera con salsa de muxernons (gracias Isabel, no se que haría sin la mágica receta y además con atención al cliente las 24 h.!!!). Y Andrea corriendo de un lado a otro esperando a los primos. Tan pequeña y tan buena anfitriona…

A Andrea le ha cagado un poco de todo, igual que a sus primos, pero este año, mirar!!!! El tió se ha portado muy bien con mamá:


Ah!!! Pero ahí no queda todo, hay un dicho que dice “Qui per Nadal res no estrena, res no val! (Quién para Navidad no estrena nada, no vale nada). Así que ¡a estrenar modelito! Andrea me ha enamorado, ya se que es amor de madre, pero ¿a qué tiene un aire a los “Angeles de Charlie” ? :-D



***

PD: De mamá no hay foto, pero estrenó su vestido a conjunto con el collar, pendientes y pulsera que en boolas me regaló por mi cumple!!! 
Publicar un comentario